Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

Spanish English French German Italian Portuguese


5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media: 5.00 (3 Votos)

El segundo día comenzamos desayunando temprano en el hotel, y tras cerrar el mismo salimos en dirección al Parque Nacional de Arches, con el tiempo nublado y amenazando lluvia, lo que agradecemos enormemente porque así la temperatura se ha suavizado bastante con respecto al día anterior y es más llevadera (sobre los 30-32ºC).

A la entrada a Arches enseñamos a una simpática ranger nuestro pase anual y nos permite acceder dandonos además información en español e inglés. Arches es un parque nacional que ya es espectacular nada más entrar, pues subes por una carretera muy empinada que te permite ganar altura muy rápidamente y tener unas vistas espectaculares del valle. En el primer lugar en el que paramos es Park Avenue, un sitio muy bello en el que nos chispea un poco por lo que decidimos no realizar la caminata. A continuación, tras ver The Three Gossips, nos dirigimos a Balanced Rock, una piedra en un situación de equilibrio imposible y de la que sales pensando que a pesar de que te digan que es muy estable se va a caer de un momento a otro...

 Imprimir 

Continuamos nuestro paseo por Elephant Butte y Garden of Eden, y nos dirigimos hasta el final del parque, donde se encuentra Devil's Garden, lugar de donde haremos una caminata de unas dos horas para realizar los dos caminos propuestos, uno corto que hacemos completamente, y que nos permite ver un par de arcos, y otro más largo, en el que comienza a chispear con lo que nos damos media vuelta una vez visto lo más espectacular de este camino, que son los arcos de Double Arches.

De vuelta al coche, paramos en Skyline Arch, que ya lo habiamos divisado en el camino a Devil's Garden, y luego vamos al observatorio del Delicate Arch, símbolo del estado de Utah. Aqui se presentan dos opciones:

  • Hacer  una caminata de unas tres millas hasta la base de este arco, pero que no está recomendada para gente que tenga vértigo y que hay que estar minimamente preparados para hacerla.
  • Ir a un mirador que te permite ver el arco desde lejos, que es lo que hacemos más que nada porque tengo mucho vértigo y la otra ruta la ponen muy mal para un persona como yo. De todas formas, desde el mirador se ve el arco perfectamente, y ponemos un buen zoom a la cámara y hemos hecho una fantástica foto del símbolo de Utah, casi como si hubieramos estado en la base...

Balanced rock

Por último, nos dirigimos a The Windows Section, donde realizamos otra caminata de media hora aproximadamente para ver en detalle ambos arcos (North y South Window) y ver Double Arch.

Delicate Arch, símbolo de Utah

Salimos de Arches a eso de las 2 de la tarde, y dado que es buena hora para comer algo, paramos en Moab y aprovechamos para llenar el depósito del coche para el viaje de por la tarde, el segundo día con más kilómetros de este viaje y que nos llevará hasta Kayenta.

Los paisajes por los que circulamos siguen siendo preciosos, aunque nos cae una tormenta de agua impresionante en mitad del camino, por lo que decidimos no ir a ver Natural Bridges National Monument (son tres arcos parecidos a los de Arches que se encuentran en las cercanias de Blending). Afortunadamente, al llegar a la zona de Monument Valley y el valle de los reyes se abren las nubes y nos deja de llover.

North Window

Cruzamos por la entrada de acceso a Monument Valley y seguimos hasta Kayenta, situado a unas 20 millas de Monument Valley, lugar donde vamos a quedarnos a dormir en el Holiday Inn Kayenta, que actualmente ha cambiado de dueños y se denomina Kayenta Monument Valley Inn. El pueblo de Kayenta nos da de inicio muy mala impresión, y no nos quitamos esa mala impresión cuando vamos a un supermercado a comprar un poco de agua y unas patatas fritas para hacer más ameno el viaje del día siguiente, así que tras dar una vuelta por el pueblo y no encontrar ningún sitio donde nos apeteciera cenar decidimos hacerlo en el hotel, cosa que nos recomiendan por cierto en una guía. Al ver al día siguiente el recién inaugurado The View Hotel, que no llevaba ni diez días abierto, sin duda recomiendo gastarse un poco más pero quedarse a dormir en The View y poder disfrutar de sus espectaculares anocheceres y amaneceres viendo de fondo Monument Valley.

 Vistas desde el hotel The View

Tras una buena cena en el hotel nos vamos a dormir, porque al día siguiente hay que madrugar mucho para ir a Monument Valley, que hemos quedado a las 8.30 de la mañana en el hotel The View con nuestro guía navajo.

 

Buscador

BÚSQUEDA DE HOTELES

Booking.com