Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Más información. cerrar

Spanish English French German Italian Portuguese


4.9 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Media: 4.90 (5 Votos)

En este primer día vamos a visitar una de las zonas más inhóspitas de la tierra, el desierto de Death Valley y sus espectaculares estructuras geológicas, y donde se encuentra situado el punto más bajo de Norteamérica, Badwater.

Comenzamos pronto el viaje desde Las Vegas para intentar evitar en la medida de lo posible el calor. Cogemos el coche a eso de las 9 de la mañana y salimos en dirección a Pahrump, en donde paramos a llenar el depósito de gasolina, pues en Death Valley hay apenas un par de gasolineras abiertas, y aprovechamos para comprar un litro de agua por persona como recomiendan antes de adentrarnos en Death Valley por la carretera US-190.

Al llegar a Death Valley, y hacernos la foto de rigor en el cartel de entrada al parque nacional, al poco tiempo nos dirigimos a la izquierda hacia nuestro primer punto de parada, el mirador de Dante’s view, separado de la carretera principal unos 12 kilómetros. 

Aprovechando la buena temperatura que hace, nada que ver los 25º C que hacen en este lugar en Abril con los 40 y pico que hacia cuando vinimos a principios de Julio, aprovechamos para salir del aparcamiento de coches por el lado izquierdo y dirigirnos por una pista de tierra a unos miradores situados a poca distancia y que nos ofrecen una mejor perspectiva del valle y de Badwater. Las vistas desde este mirador del valle en un día despejado son espectaculares y merece la pena darse este corto paseo para disfrutarlas desde varios ángulos.

Death Valley desde Dante's view

A continuación bajamos a la carretera principal de nuevo, y a unos 10 kilómetros por la US-190 se encuentra el segundo punto de parada, Zabriskie Point, en donde apetece aprovechar los bancos que están situados en el mirador para deleitarse con el paisaje que estamos viendo, sin duda otro sitio donde un fotógrafo está en la gloria intentando sacar todas las cosas y detalles.

Zabriskie point

Continuamos nuestro viaje y paramos a comer en Furnace Creek y a pasar por el centro de visitantes para pagar la entrada al parque. Al contrario que en el resto de parques nacionales, los rangers no se encuentran a la entrada del mismo esperándote para cobrarte la entrada al parque, sino que debes parar al pasar por Furnace Creek a pagar o a recoger tu distintivo para el coche (en la entrada hay una especie de cajeros automáticos que funcionan sólo en verano y que te permiten pagar la entrada al parque, pero siempre debes pasar por el centro de visitantes a por tu distintivo) 

Con las fuerzas recuperadas pero con el calor ya apretando, sobre los 35º C, nos dirigimos hacia Badwater, el punto más bajo de Norteamérica, situado a -86 metros sobre el nivel del mar,  y donde nos damos un breve paseo por su zona salina, en lo que antes fue un lago de una cuenca endorreica que se desecó y donde apenas ahora quedan pequeñas charcas de agua estancada alimentada por arroyuelos en las proximidades de la carretera.

Badwater

De vuelta hacia Furnace Creek pasamos por Artist Drive, donde se juntan los colores de los minerales para crear espectaculares colores en las rocas, como en Artist Pallette, y por Golden Canyon, por donde nos damos un breve paseo disfrutando de este antiguo cañón fluvial.

Por último, ya de salida de Death Valley finalizamos nuestra visita parando en las cercanías de  Stovepipe Wells para contemplar Mesquite Flat Sand Dunes, una espectacular cadena de dunas en medio del desierto y en Panamint Springs para hacer la última fotografía de Death Valley. 

Mesquite Flat Dunes

Tras cruzar el desfiladero  parando en Father Crowley Point para ver Panamint Springs desde arriba, llegamos a Lone Pine, donde vamos a dormir en el Best Western Plus Frontier Motel, situado justo enfrente del monte Whitney, el más alto de Estados Unidos excluyendo Alaska, y las famosas Alabama Hills, donde se rodaron cientos de westerns, con lo que desayunar mientras vemos por la ventana el amanecer en el monte Whitney al día siguiente no tiene precio.

Lone Pine es el típico pueblo americano en un cruce de carreteras, toda la vida se realiza alrededor de la calle Main Street, que es por donde cruza el pueblo la carretera US-395, que es la que cogeremos al día siguiente para subir al lago Tahoe. Para cenar encontramos varios restaurantes recomendados, nosotros cenamos en Mt. Whitney restaurant, situado justo en el cruce de Main Street con la carretera que te lleva a Alabama Hills, en el único semáforo que hay en Main Street, y aparte de ser el típico restaurante americano de carretera y tener muy buenos sándwich y hamburguesas todas las paredes están llenas de cuadros con los autógrafos de todos los actores y actrices que pasaron por Lone Pine a rodar los western y de objetos de los mismos.

Buscador

CONTENIDOS RELACIONADOS

San Francisco

SAN FRANCISCO

Yosemite

YOSEMITE

Las Vegas

LAS VEGAS